Mi autobiografia

septiembre 20, 2019 Por Alexa Idarraga

Mi registro civil dice que me llamo Alexa Idarraga pero se perfectamente que no me define un nombre, dicen mis títulos que soy técnico profesional en locución y periodismo electrónico además de un técnico laboral en locución y medios audiovisuales y otros cuantos más, pero entiendo perfectamente que soy más de lo que un título puede decir de mí.

La razón por la que tengo uno que otro título, que entre otras no he registrado en esta autobiografía, no es porque crea en que ellos me hacen más y mejor persona, sino porque me he tomado en serio la tarea de servir a mi país y sé que para ello debo prepararme y actualizarme cada día.

Dice mi hoja de vida que he sido locutora y periodista en algunos medios de comunicación, periodista independiente, directora de proyectos audiovisuales, y entrenadora de vida en diferentes lugares que muchos llaman vulnerables, pero que para mí son maravillosos y con grandes tesoros por descubrir, hablando en el sentido humano. Actualmente me desempeño como coordinadora de comunicaciones de una empresa llamada Entrenador Digital y a decir verdad es el que mas disfruto porque me ha enseñado lo que significa ser ayuda idónea.

Me he formado en la academia pero a decir verdad las lecciones más valiosas y significativas me las ha dado la universidad de la vida. Soy amante de las buenas conversaciones, sinceras y sin filtros, esas de las cuales salen grandes amigos y uno que otro proyecto, porque creo que la gente es más que talento y un factor generador de riqueza, estoy convencida que detrás de cada ingeniero, arquitecto, administrador, abogado, PhD, existen personas con grandes historias por contar y creo que esa es la base de la buena comunicación y el buen periodismo, descubrir la verdad detrás de la realidad.

Estoy segura que mi propósito en este mundo va más allá de mi profesión y creo que cada persona desde su profesión puede cumplir un gran propósito y hacer su respectivo aporte para hacer de este mundo un mejor lugar para vivir. En mi carrera he tenido la oportunidad de escribir historias, entrevistar a famosos cansados de la fama y gente sin fama cansada del anonimato; de todos he aprendido valiosas lecciones. He leído libros y he hecho intentos por escribir uno que otro, he leído y presentado noticias y estoy segura que he generado más de una, que gracias a Dios ningún otro periodista ha registrado, porque a decir verdad, me he equivocado como hija, como madre, como esposa, como amiga, como profesional y como empresaria y debo decir que Dios me ha dado la enorme oportunidad de reflexionar , empezar de cero más de una vez y seguir en ese firme propósito de convertirme en la mejor versión de mi misma cada día que tenga la oportunidad de estar en este maravilloso e irónico mundo.